El futuro de la Realidad Virtual

Personalmente, he dicho muchas veces que algunas de las tecnologías más sobresalientes y calientes, suelen ser tecnologías únicamente de moda. Cuando hablé sobre esto, me refiero a que muchas veces la tecnología es una idea que tiene un sobresalto grande, y nuevamente vuelve a ser la misma; es decir, que no existe una constante evolución como lo suelen ser los teléfonos inteligentes (Smartphones); que cada cierto tiempo están innovando o transformando la manera de comunicarnos.

De esta perspectiva, podemos decir que la realidad Virtual no está haciendo nada, pero lo cierto es que la VR, está abarcando un rubro muy específico que en un futuro cercano tendrá un impacto positivo en la vida de las personas.
Durante el año 2016 el boom de la VR estaba en las primeras listas de las noticias y noticia tras noticia salía como la tecnología del año, y se observaba como grandes compañías desarrollaban productos y sistemas relacionado a esta tecnología.

Por ejemplo, el caso más conocido, es de Facebook, con la valiosa compra de Oculus Rift, y la plataforma de Google para desarrolladores, o la famosa caja de realidad virtual hecha de cartón. Aunque mencionaré dos únicos ejemplos, hay muchas empresas que iniciaron este producto pero la realidad es que hoy, no es como se esperaba; la inversión en VR está en auge y son las personas — nosotros — quienes no vemos esta tecnología como algo útil y necesario.

Una tecnología obsoleta

He escuchado que la VR es una tecnología únicamente de moda, y obsoleta. Y son muchas personas quienes piensan así, aunque esto signifique mucho para otras personas, y tenga una consideración muy grande. Como diseñador de experiencia de usuario y Director Ejecutivo de passageway.city, mencioné a la VR en muchas de mis intervenciones, y planificamos un presupuesto para ello, y de hecho invertimos en esto, para lograr una innovación en el sector turístico.
Desde el año 2016 hasta el día de hoy, ya han pasado un año; no hemos encontrado una línea de respuesta factible, y llegamos a la conclusión de que únicamente se trató de una tecnología de moda, y muy específica.

Resulta que la VR no es como las personas imaginan ni como nosotros imaginamos en el mercado turístico. Pues, a la larga, ¿Quién quiere usar un casco e incómodo casco (valga la redundancia) en su cabeza para viajar sin salir de casa? O ¿Cuál sería la experiencia de viajar a través de un incómodo dispositivo puesto en la cabeza?…etc.
Esas fueron algunas de las preguntas que nos hicimos, y lo que nos hicieron las personas; y aunque no fuera cierto, la realidad indica que si lo es.

Innovando en la VR

He mencionado a mi equipo, que muchas veces la tecnología no es la mejor forma de solucionar algunos problemas del mundo; y hay que diferenciar entre una tecnología pasajera exponencial, a una moda con especificación. Es decir, que la VR sí que es una tecnología verdaderamente increíble, pero está enfocado a algo donde las personas realmente necesitan usar un incómodo casco en sus cabezas para hacerlo, por ejemplo, en un videojuego.

Creo que los videojuegos están revolucionando la forma de entretenernos pero no vemos cambios en otros sectores, y mucho menos en el mercado turístico. Hemos notado que las personas quieren sentir experiencias de verdad, y vivir la adrenalina que únicamente el presente y lo natural les puede dar. He aquí el fracaso de nuestro proyecto relacionado el turismo.

Aun así seguimos apostando

Aunque todo el mundo puede estar en mi contra, hemos decidido de igual forma apostar por la VR, y seguir desarrollando interfaces, y crear sistemas que involucren la VR, y “mejorar la experiencia de usuario” a través de conocer nuevos destinos e increíbles formas de viajar y sentir antes de viajar realmente.

Actualmente, tenemos un equipo muy pequeño con capital privado, pero somos conscientes de seguir innovando en esta industria y sobretodo centrarnos en las experiencias de usuarios; que es lo que más se necesita desarrollar en la VR.
Sin olvidar que no solamente estamos ante una gran falta de experiencia de usuario, sino no; de toda una documentación faltante, aunque si exista pero con pocas demostraciones y en idiomas oficiales. Aun así, estamos pendientes de cada pedacito de la VR, y continuamos apostando por tecnologías que podrán cambiar la forma de ver el mundo en un futuro cercano.

 

Comments are closed.